• Dejar de fumar / Tabaquismo

    Dejar de fumar en una sola sesión

    + info
  • Estética ECO – Natural

    La belleza exterior depende de la belleza interior

    + info
  • Control de peso y alimentación sana

    Somos lo que comemos, que el alimento sea su medicina.

    + info
  • Alergias

    La primera riqueza es la salud

    + info
  • Detox

    Programa DETOX – cumpliendo sueños en 21 dias

    + info

Tratamientos para la caída del cabello en mujeres.

Hasta hace poco, las mujeres en general no tenían tantos problemas de caída de cabello, del mismo modo que también era difícil ver un hombre con celulitis. Desde hace unos años la cosa, por desgracia, está cambiando y cada vez son más las mujeres preocupadas por la caída de cabello. Lo más importante es entender que la caída del cabello es una señal de alarma que nos avisa de que algo no funciona bien en nuestro organismo. Si el tratamiento para caída de cabello sólo consiste en aplicar lociones o productos a nivel externo, el resultado nunca será suficientemente eficaz ni definitivo ya que no estamos yendo a la causa.

Que se nos caiga el cabello es un indicio de que algo no va bien en nuestro organismo. Por lo tanto, es importante darse cuenta que no siempre por muchos productos que utilicemos contra la caída del cabello, vamos a solucionar el problema, porque este puede venir por otro lado.

Las causas de la caída del cabello en las mujeres:

Falta de hierro: así vemos que mujeres con anemia o menstruación muy abundante pueden presentar caída de cabello o tenerlo muy fino y pobre. Se corrige con buena alimentación rica en hierro. Los alimentos interesantes son: el alga espirulina, el polen, la levadura de cerveza, los germinados de alfalfa, la remolacha, la ortiga, las lentejas, etc. La dosis dependerá de cada caso (pedid consejo al médico o especialista).

Contractura cervical: en los casos serios de contractura cervical hay un menor riego sanguíneo. Esto puede reducir la oxigenación y el aporte de nutrientes que necesita el cabello. Masaje, Osteopatía, Quiropraxia y Acupuntura pueden ser algunas de las terapias adecuadas para este caso de caída del cabello.

Desarreglos hormonales: altos niveles del andrógeno dihidrotestosterona (DHT) pueden favorecer la caída de cabello en las mujeres así como la aparición de ovarios poliquísticos. Una de las plantas que nos puede ayudar es el Sabal (Serenoa Serrulata en latín o Saw Palmetto en inglés). Se vende en los herbolarios y tanto la dosis como su conveniencia depende según el caso (pedid consejo al médico o especialista)

Tintes agresivos: el uso continuado de los tintes para el cabello así como de lacas y otros productos cosméticos puede, en algunas personas, ser causa de la caída del cabello por causa de alergias o de una pobre calidad del mismo. La Henna y los tintes naturales pueden ser una alternativa.

Alto nivel de Estrés: el nivel de estrés de las mujeres es cada vez más alto ya que a menudo trabajan fuera de casa y además se encargan de la mayor parte de las tareas del hogar y el cuidado de los hijos. Así que el alto nivel de estrés también puede ser causa de la caída del cabello. Las investigaciones han mostrado que actualmente, hasta un 33% de las mujeres perciben tener “menos cabello” que 5 años atrás.

Secarse el pelo con violencia. Mucha gente utiliza la toalla frenéticamente sobre su pelo mojado para secarlo rápidamente, que es justamente cuando más quebradizo está, y cuando el poro está dilatado y flojo. Esto arranca el pelo fácilmente. Lo mejor es presionar la toalla sobre el pelo y dejarla absorber el agua sin moverla sobre el cuero cabelludo.

Mala alimentación: hemos de tener en cuenta que el cabello es como una plantita y si no le damos los nutrientes adecuado no se desarrollará adecuadamente. La dieta ha de ser lo más variada posible (verduras, frutas, legumbres, cereales, etc.).

Alimentación para la salud del cabello

Una dieta equilibrada en proteínas y aminoácidos puede favorecer y apuntalar la salud del cabello y ser útil para una mejor acción y rendimiento del tratamiento emprendido. Una buena alimentación por sí sola nunca será suficiente para resolver los problemas capilares, pero es seguro que la mala alimentación puede empeorar la situación de nuestro cabello, privándolo de los nutrientes adecuados que le permiten estar brillante, fuete y saludable. Alimentos no recomendados son por ejemplo: frituras en general, chocolate en exceso y grasas. La grasa animal puede contribuir a la caída del cabello además de los daños generales que produce al organismo.

Para la caída del cabello también recomendamos tomar unas cápsulas que están compuestas por levadura de cerveza, aceite de borraja y germen de trigo. Además vienen muy bien para tener unas uñas bonitas y duras. (en venta en herboristerías).

Un método efectivo para mejorar la circulación del cuero cabelludo es el masaje capilar. El masaje para el cuero cabelludo es la técnica más eficaz para el crecimiento del cabello y la prevención de la caída. Es algo que usted puede realizar sin ayuda ni gasto de dinero si aprende cómo hacerlo, y, por supuesto, si se compromete a dedicarse diez minutos dos o tres días a la semana.
El preventivo tratamiento capilar que brinda el masaje consiste esencialmente en reforzar la irrigación sanguínea al folículo piloso, de modo que más nutrientes y oxígeno lleguen al pelo y éste no crezca a una velocidad por debajo de la normal, o muera y caiga.

¿cómo masajear el cuero cabelludo?

El método para masajear el cuero cabelludo es el siguiente: sentado, con la cabeza algo inclinada sobre sus piernas, comience uniendo sus manos por detrás de la nuca y, utilizando las yemas de los dedos Realice movimientos circulares en la base de la cabeza (al comienzo de la cabellera), pequeños y sin friccionar. Sentirá en unos momentos que la zona se “enciende”, es decir, que aumenta de temperatura a raíz de toda la sangre que se acumula allí. La idea es como si “arrastrara” esta sangre hacia arriba de la cabeza, lentamente y con los mismos movimientos.
Una vez que haya llegado a la base superior del cráneo, separe las manos y los dedos, continuando con movimientos circulares hacia las sienes y frente utilizando todos los dedos. No aplique las uñas ni arrastre el pelo; si es necesario, alce las yemas para desplazarlas a un sitio inmediato en la medida en que avanza hacia su rostro.

Si el ejercicio está bien hecho, sentirá que todo su cuero cabelludo se repleta de sangre, experimentando calor y enrojecimiento en la cabeza. En las sienes donde el cabello desaparece primero, puede también complementar con movimientos focalizados, presionando el cuero cabelludo afectado con alopecia del mismo modo que si intentara “explotar” un grano de acné gigante, es decir comprimiendo la carne hacia el centro.
No realice este masaje durante el baño, pues el agua afloja los folículos y el pelo se desprende fácilmente.